Cuando pensamos decoración de interior de nuestra casa o apartamento es fácil caer en ideas preconcebidas que nos limitan o nos llevan hacia lugares comunes no muy originales y sencillos.

Sin embargo, nada nos impide, si nos abrimos un poco la mente, a retarnos nosotros mismos para crear un ambiente interior totalmente personal y fuera de serie. Para tal efecto, una idea que siempre me ha parecido interesante ha sido la de usar un color dominante para todo, o gran parte de la casa. Para tal efecto es importante saber y entender cómo usar el color VERDE.

Pintar paredes de color verde implica por supuesto una infraestructura mayor, pero es totalmente realizable. En definitiva, es algo que también puedes hacer tú mismo. Además, puedes mandar a preparar aquel tono de verde que te gusta y tendrás así la certeza de tener un color personalizado y único.

¡MANOS A LA OBRA!