LILA

Es un color que resulta relajante a la vista. Simboliza realeza, lujo y sofisticación. Transmite sabiduría y espiritualidad. Estimula la creatividad, favorece el sueño y reduce la impaciencia. Es ideal para la decoración de habitaciones infantiles.